CA / ES

Compartir

SYMPOSIUM DE RAFTO 2011: Desafíos del futuro de los Derechos Humanos

SYMPOSIUM DE RAFTO 2011

Fundación Rafto para los Derechos Humanos – 25 Aniversario

Panel 2: Desafíos del futuro de los Derechos Humanos

Fr. Raúl Vera López, O.P.EL FENÓMENO DE LA MIGRACIÓN FORZADA SE DEBE ATENDER GLOBALMENTE

La recuperación del sentido del trabajo y su inseparable nexo con la calidad y la dignidad de la vida, debe ser la base para la solución de todo lo que significa la migración forzada y sus desastrosas consecuencias: la esclavitud humana, la muerte, las múltiples violaciones de los migrantes, y la descomposición de la estructura social empezando por su núcleo, que es la familia. Las personas que viven en los pueblos pobres son las que migran forzadas por las condiciones de miseria, violencia y de persecución política; esos pueblos se quedan sin fuerza de trabajo y con familias desintegradas.

HAY QUE RESOLVER EL ASUNTO DE LA ECONOMÍA GLOBAL

Ligado al concepto del trabajo, se encuentra el tema de la economía global. Debido al capital especulativo que proviene de la avaricia y el ambicioso deseo por acumular riqueza en poco tiempo, se ha separado de la economía, el fundamental concepto del trabajo entendido como una acción transformadora de la naturaleza para producir bienes que desarrollan la vida humana que le dan plenitud y calidad.

En la dinámica de la avaricia para acumular bienes, la persona humana, con su dignidad, ha desaparecido de la mente y el corazón humano, por lo tanto es fundamental recuperar el concepto de la persona y su bienestar, en todos los objetivos de la actividad económica.

ES URGENTE RECUPERAR EL CORRECTO FUNCIONAMIENTO DE LA FUNCIÓN POLÍTICA

La pérdida del concepto de la persona ha afectado de manera terrible la dimensión del quehacer político, cuya característica el día de hoy es el utilitarismo y la ausencia de la dimensión ética de la clase política que ha abandonado la vocación de servicio, para convertirse en instrumento del modelo económico global, y así poner en sus manos a las personas, como mano de obra barata sin ningunos derechos, es decir, como esclavos del sistema económico. Inclusive, la concepción de un partido político entendido como una institución que tiene una propuesta integral para el desarrollo de un país, está desapareciendo para que quienes aspiran a un puesto público, no vayan con una perspectiva de servicio de los ciudadanos, sino con la ambición de negociar con las grandes compañías nacionales y transnacionales los servicios, que hasta hace un tiempo desempeñaba la función pública.

El día de hoy todos estos servicios se dejan en manos de la iniciativa privada para sus propios negocios, por lo que el papel de los políticos se ha convertido en el papel de un gestor de concesiones en el que van de por medio ganancias para quien ejerce un puesto público, lo que lleva consigo el aumento del costo de la vida para el ciudadano, y la reducción de sus derechos. Poner en manos del aparato político sus impuestos, no significa garantía de bienestar, pues será una empresa quien buscará ganancias a toda costa, violentando todo derecho de la persona.

MUY IMPORTANTE RESCATAR EL VALOR DE LA JUSTICIA

La consecuencia más grave de las cuestiones anteriores, es la ausencia de la justicia en la sociedad, que se manifiesta en la desigualdad social, ya que el número de pobres aumenta precipitadamente en el mundo y los ricos, cada vez son menos, y más ricos. El cálculo aproximado es que el 80% de la humanidad consume el 20% de la riqueza, y el 20% de la humanidad consume el 80% de los bienes producidos en el mundo.

Así como la esclavitud moderna es resultado de la inequidad, esta inequidad o brecha entre ricos y pobres, genera violencia. Las acciones deliberadas de quienes ostentan el poder político y económico, constituyen verdaderos delitos y crímenes de lesa humanidad, y sin embargo, permanecen impunes. Cuando se descubren complicidades de parte de funcionarios públicos en los delitos que se comenten, cuando mucho, se les separa de su cargo, pero no se les juzga, ni se les sentencia. En orden a la competencia electoral, la clase política publica los abusos de sus enemigos políticos, respecto a fraudes económicos o de corrupción en el manejo de los bienes de la nación, pero sobre ello, nada se investiga. Es sólo un espectáculo muy triste, sin acción de la justicia.

En México, en los últimos 4 años han sido secuestrados más de 20 mil migrantes -por año-; y en los últimos 5 años, las muertes por ejecución son más de 50 mil, las desapariciones forzadas son más de 20 mil, y los desplazamientos forzados al interior y exterior del país, superan las 200 mil personas. Para el 99% de estos casos, no hay acción de la justicia, ni tampoco para secuestros, extorsiones u otros crímenes en manos de policías, militares o miembros de cárteles. Dentro del panorama general, las minorías padecen más violaciones a sus derechos humanos, más discriminación y más persecución.

EL MAYOR VALOR

Todo esto indica que la dignidad de la persona humana no cuenta, los seres humanos han pasado a ser piezas de ajedrez con las que se puede jugar para alcanzar fines que siempre tienen que ver con el acceso al poder. El denominador común como reto a alcanzar en todo esto, es recuperar el valor de la persona humana y su dignidad, con los derechos inherentes que todo ser humano tiene.

Bergen, Noruega, a 4 de noviembre del 2011

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

L.I.

L.I.

Fundadora i Co-coordinadora de La Independent. També és psicòloga menció en Psicologia d'Intervenció Clínica i menció en Psicologia del Treball i les Organitzacions.

There is no Event

També et pot interessar